jueves, 12 de abril de 2018

Pan, pan y más pan


Tengo que confesar que me he vuelto una adicta a todo lo que pueda hornear, especialmente el pan. 
Es increíble como algo tan sencillo de hacer puede ser tan saludable y estar tan bueno.

Me encanta el pan, mi porción más generosa la tomo en el desayuno y la disfruto muchísimo. Es por ello que me exijo que sea de calidad.

Hace unos meses que empecé a hacer pan. Al principio sencillo y después mezclando harinas de trigo, espelta, centeno, maíz, etc Mi tienda favorita en Sevilla donde puedes encontrar todo tipo de harinas es La Alhacena a Granel 

Como me suele ocurrir cuando descubro algo que me gusta, estoy deseando contarlo para que todo el mundo lo pueda hacer. Esta vez me he animado y he decidido hacer un post. Tengo que confesar que nunca me ha gustado escribir, siempre he pensado que no se me da bien. Espero al menos que os sirva de inspiración.

Volviendo a la receta, utilizo Thermomix para hacer el pan y aunque no es necesario porque conozco mucha gente que lo hace sin ella, es cierto que ayuda bastante y permite agilizar el proceso.

Yo soy muy dada a experimentar, cuando busco una receta me gusta leer más de una y casi siempre le doy mi toque personal, eso hace que sea diferente y  la hace mía.

Mi receta base del pan es muy sencilla, os la comparto y después os toca a vosotros innovar.

Ingredientes:
  • ·         250ml de agua
  • ·         1 pastilla de levadura fresca 25gr
  • ·         2 cucharaditas de té de sal
  • ·         500 gr de harina
  • ·         Bolsa para asar pollo
  • ·         Hornear 220ºC durante 40 minutos
¡¡Comenzamos!!

En 250ml de agua disolvemos la levadura fresca. La mía es del Mercadona, seguro que hay muchas más pero por cercanía yo la compro ahí. Para disolver la levadura pongo la Thermomix a 37 grados durante dos minutos a velocidad 1.

Una vez disuelta la levadura, suelo echarle dos cucharadas de café de sal. Si tengo intención de echarle pasas o frambuesas deshidratadas, es aquí cuando las echo para que con el agua se hidraten un poco y lo programo un minutito más dando vueltas en velocidad 1.

Después empieza ¡el festín de las harinas! Suelo echarle siempre mínimo 200 gramos de harina de trigo de fuerza y después hasta los 500 gramos que lleva la receta, voy completando con espelta, avena, centeno…lo que me apetezca.  Personalmente me encanta la espelta, creo que hace una corteza muy rica y crujiente.

Una vez que ya tengo los 500gr de harina del tipo que os apetezca, programo la Thermomix dos minutos velocidad espiga.
Vuelco la masa encima de la encimera y amaso. Una forma de ver si la mesa está en su punto es que la masa debe salir del vaso de forma muy sencilla.
Le doy una formita bonita de pan y señalo con el cuchillo para simular pan rústico.
No cortéis la masa, solo señalarla, de lo contrario se abrirá.

Le podéis echar a la masa de todo: pipas, chía, semillas de amapola, hinojo. El hinojo es muy fuerte, así que recomiendo no abusar si lo vais a echar.

Metemos los panes en las bolsas de asar de pollos. Yo las compro en el Mercadona también.
En mi horno viene una bandeja y una rejilla. Saco la rejilla fuera del horno porque es ahí donde los pondré una vez horneados. Dejo la bandeja dentro y ahí coloco las dos bolsas cerradas con los panes dentro.  Horneamos unos 40 minutos a 220ºC.

Pasado el tiempo sacamos del horno con mucho cuidado de no quemarnos y colocamos las bolsas encima de la rejilla que hemos dejado fuera. Con sumo cuidado de nuevo saco el pan de la bolsa.

Yo suelo poner la rejilla encima de una bandeja y de ese modo el pan de se enfría por debajo y por arriba.
Una vez frio es cuando lo cortamos. Si lo cortamos antes es posible que se desmorone.
Cuando el pan sale del horno suele estar muy blandito pero después se endurece

Aquí os dejo fotos de mis panes: